Rodando en Súper 8mm.

12 Abr

Cine en Súper 8mm

Unos meses atrás parte la idea de realizar un cortometraje experimental finalmente vamos a realizar en poco menos de un mes. Todo está preparado, estamos listos para rodar.

Las ventajas que nos ofrece el mundo digital son infinitas, se abre un abanico de posibilidades. No obstante decidí rodar el que será mi primer corto como director en Súper 8mm. Mi director de fotografía se quedó muy sorprendido al decir en el soporte que vamos a rodar.  Recuerdo que con su mirada parecía decirme “¿Me tomas el pelo?” Parece una broma cuando alguien plantea rodar en Súper 8mm, en un formato que se dejó de usar hace 20 años.

En España es un formato muy poco conocido. En cuanto llego el video analógico el formato Súper 8mm de Kodak  y Fuji se olvido.  Se volvió a rescatar gracias a las escuelas de cine, cineastas independientes, cineastas experimentales que optaban por rodar en Súper 8mm por abaratar los considerables costes que suponía rodar en 16mm.

En la actualidad, en pleno año 2012 se ha vuelto a rescatar del “olvido”.  Es increíble lo que se llega a pagar en páginas de subastas, por las mejores cámaras de este formato y la demanda que tiene.

La empresa Kodak ha puesto a la venta en Súper 8mm película que únicamente se fabricaba para 16mm y 35mm.  Una empresa francesa ha desarrollado una cámara moderna para dicho formato destinada a un público profesional, pero a un coste asequible.

Con estos avances mi pregunta es: ¿Por qué no rodar en Súper 8mm?

Existen algunas contras como por ejemplo:

  • En Súper 8mm ruedas a “ciegas” hasta positivar la toma el director de fotografía no sabe que habrá en la película hasta que esta esté revelada.
  • Las cámaras para este formato son en su mayoría destinadas a público general por lo que no tienen demasiadas prestaciones ni calidad.
  • No existe película sonora.
  • El mercado digital ofrece medios de captura más avanzados y a la vez económicos.
  • Telecinar la película de Súper 8mm tiene un coste elevado, al igual que montar la película.

Nos planteamos ¿Interesa entonces rodar en Súper 8mm?

  • El resultado final de un soporte fílmico analógico tiene una esencia única, que ningún soporte digital ha podido igualar.
  • Desde el “boom” digital fabricantes de película y cámaras han creado nuevos productos en súper 8mm destinados a un publico avanzado a un coste aceptable.  Es barato, rápido  y eficaz.
  • Los nuevos programas de edición digital ofrecen un sinfín de posibilidades en postproducción.
  • El coste de la película es muy asequible.
  • Rodar en Súper 8mm es: rápido y cómodo.
  • Aunque no exista ya película sonora, esto no supone un problema gracias a la posproducción se puede añadir sonido captado desde un medio externo.

Cuestiones técnicas

Rodar en este tipo de formatos requiere hoy en día tener unos conocimientos adecuados de fotografía analógica.  De lo contrarió los resultados pueden ser catastróficos.

Tener en cuenta que no es lo mismo rodar en Súper 8mm de Kodak a rodar en Sigle 8mm de Fuji.  El formato fílmico es el mismo en los dos casos. Cambia el soporte sobre el que se montan las películas y por lo tanto cambian las cámaras, pero el formato sigue siendo el mismo Súper 8mm. Por lo que he valorado tiene mejor calidad un cartucho de película de Sigle 8 al de uno de Súper 8mm. Esto se debe principalmente a la calidad de las cámaras filmadoras y a sus lentes. En páginas como http://www.youtube.com se pueden visualizar videos de un soporte  u otro, vosotros mismos hacer una comparación entre  la calidad de los dos soportes. (En nuestro proyecto vamos a rodar con los dos soportes) También hay que recordar que Kodak ha fabricado película en Súper 8mm para positivar, por lo tanto tendrá mejor resultado final que una película transparente.  Para los dos soportes aún hoy en día se comercializa película.

Cartucho Kodak

Cartucho Kodak

 

 
Cartucho Fuji

Cartucho Fuji

 
¿Dónde comprar cámaras de Súper 8mm?

Este tipo de cámaras dejaron de comercializarse hace muchos años. La opción más adecuada es conseguir una cámara por Internet.  Una empresa francesa ha puesto en el mercado una cámara profesional y actual de Súper 8mm para cartuchos de Kodak. Pero no dispongo de mucha información al respecto.  Lo mejor es mirar el catalogo de cámaras que nos ofrece esta página:

http://www.duallcamera.com/store/Cameras_Super8mm.shtml

Una cámara Súper 8mm puede costar entre 20 euros  a 3000 euros.

¿Blanco y negro o rodar a color en un formato de Súper 8mm?

Depende siempre de lo que se pretenda contar en la historia.  Por lo general las películas en blanco y negro tienen más calidad que las películas a color.  Si se pretende rodar en un formato en blanco y negro se puede recurrir al Súper 8mm de Kodak. Por el contrario, pretendemos rodar en color es preferible en Sigle 8mm de Fuji o comprar película para positivar de Kodak asumiendo los costes de estas películas.

Tipos de película a la venta y revelado.

En la página Web de Kodak o Fuji Photo  encontrareis todas las películas a la venta. No comprar a “ciegas” la película. Lo ideal es enviarles un email detallando vuestro proyecto, seguido mediante una llamada telefónica un comercial se pondrá en contacto con vosotros, será quien os asesore de forma correcta.  En el caso de tener que rodar en diferentes espacios, diferentes secuencias, lo ideal es ir comprando la película según la secuencia que se quiera rodar y a medida que nos acerquemos al día del rodaje, no por ello esperar al último momento.

Esto evitará derrochar película o derrochar dinero.

(Tampoco conviene esperar mucho tiempo en revelar la película, lo ideal es según se termina de rodar llevar la película a revelar)

Existen diferentes laboratorios en España. Kodak para algunos de sus cartuchos ofrece servicio de revelado incluido a la hora de comprar la película. El problema de este servicio es que las películas han de ser enviadas a Kodak por agencia de mensajería. Tardan entorno a los 30 días en realizar la entrega con la película revelada.  La opción más común es contactar con un laboratorio que tengamos cerca para así esperar menos tiempo la entrega de las películas, Esta opción está bien si el laboratorio es de confianza. Podemos aclarar el asunto del revelado con el comercial de Kodak el cual te asesorara también sobre la opción de revelado que más se ajuste a tu necesidad.

¿DVD o Telecinar la imagen?  ¿En qué consiste?

Al finalizar  el proceso de revelado de la película, visualizaremos las tomas realizadas, naturalmente nos quedaremos con las tomas mejor realizas. Seleccionamos dichas tomas para proceder a su montaje. Antiguamente para visualizar la toma se empelaba un aparato llamado moviola. La película se iba montando a mano “corta  y pega”  mediante el empleo de una empalmadora se iba uniendo plano por plano o por secuencias. Para su posterior visualización en proyectores de Súper 8mm. Esto hoy en día quedo atrás. El mundo digital nos ofrece mejores medios. La finalidad de estas películas pretende ser siempre llevarlas a festivales, concursos, difundirlas por la red. Para ello hay que digitalizar las imágenes. Para eso tenemos dos opciones.

  • Pasarlas directamente a DVD mediante un convertidor de cine. Este proceso es muy económico, rápido, pero de baja calidad, ya que consiste en pasar la película sobre un convertido y una cámara de DVD capte la imagen.
  • Telecinar la película mediante  un escáner fotograma a fotograma.  Esta opción ofrece grandes resultados, obligatoria si pretendes realizar postproducción digital, o es un proyecto de importancia.

No es necesario tener que comprar un escáner cinematográfico y aprender a usarlo. Hay empresas que se dedican a realizar estos trabajos. La unidad de medida para sus tarifas es el metro de película a digitalizar. Por lo tanto el presupuesto dependerá de los metros de película que tengamos. Conviene hacer una selección adecuada del material final.

Partiendo que lo normal es rodar a 24 fps (Fotograma por segundo)  un minuto de película tendrá un total de 1440 fotogramas.

También podemos rodar a 18 fps esto tendrá un total de 1080 fotogramas por minuto.

  • Una película filmada a 24 fps, por minuto de imagen puede ser unos 6 metros de película.
  • Una película filmada a 18 fts, por minuto de imagen puede ser unos 4,5 metros de película.
  • Los cartuchos de película Súper 8mm y Sigle 8mm son de unos 15 metros de película.  En minutos depende a la velocidad que se ruede.
  • Rodar a 18 fps   3 minutos.
  • Rodar a 24 fps   2:20 minutos.

 

Postproducción y montaje:

  • Una vez digitalizada la película se podrá realizar sobre la misma un trabajo de edición digital. En el cual se podrá retocar las imágenes, añadir efectos… Un sinfín de posibilidades.
  • Desde un ordenador se podrá realizar el montaje definitivo con un programa para editar video.  Se podrá añadir: Sonido, música, títulos, efectos digitales…
  • Una vez montada se podrá visualizar la película creada.  Distribuir a festivales, concursos, páginas….

Tras todo este paso nos seguimos preguntando ¿Merece la pena rodar en Súper 8mm?  ¿No es un proceso muy complicado?

Es un proceso largo y a la vez “complicado” No es tan fácil como filmar con una cámara de video y editar sobre un ordenador… Cuando se busca un producto con calidad creativa, entonces sí merece la pena rodar en Súper 8mm.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: